4 jun. 2012

¡Proyecto final!

Se acerca ya el fin de este curso y no puedo dejar de sorprenderme al echar la vista atrás. No me reconozco en aquellos primeros días de clase, en aquel primer cuento o en la insufrible sensación de "enfrentarme" a toda una clase con la palabra, en un aula que por aquel entonces parecía hacerse más grande y solitaria por momentos.
Si así empezaba mi año, no pudo acabar de mejor forma... Durante estos tres días en los que expusimos nuestros cuentos,  creo que todos nos hemos sorprendido gratamente de la evolución. Todos y cada uno de nosotros contamos ya con una maleta repleta de recursos para sorprender con nuestras palabras y con una buena elección de nuestros cuentos.
Por todo esto será que me he decantado para mi proyecto por una auténtica obra de arte, un cuento que encierra en sus páginas el mayor de los misterios, el secreto que todos ansiamos conocer y al que Nick Ward da respuesta... ¿Cómo se puede ser un cerdito perfecto?.


















A este cuento tengo que agradecer la genial experiencia que he vivido esta mañana. Con él me he sentido por primera vez segura con lo que hacia, los nervios ni se han asomado en mi actuación y lo más importante, he disfrutado como una enana de cada una de sus palabras.
Quizás lo único que pueda reprocharme es la elección del material, puesto que ahora sí se me vienen grandes ideas a la cabeza para trabajar sobre él, pero bueno... Eso es parte del camino, estamos aprendiendo. De todas formas, aquí os dejo un ejemplo del material:

 






 El cerdito Tobías.

Normas para ser un auténtico cerdito.


Adryana :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario